lunes, noviembre 05, 2007

Encrucijadas


¿Cómo inmortalizar
lo que está destinado al
inevitable entierro?.

¿Cómo recorrer el mundo
si la desaparición nos acecha?


3 comentarios:

MaxD dijo...

Apa, eso es un cuestionamiento. Justamente una de las cosas apasionante de la vida es que tiene fin y nuestra forma de trascender va más allá de la mera existencia.

Jesús dijo...

¿para qué inmortalizarlo?
¿Acaso el miedo al fin puede paralizar el movimiento?
Si nos conflictuamos el presente, por miedo al futuro, ¿no estamos entonces muriendo con antelación, en suaves cuotas?
¿No estamos anticipando un sufrimiento hipotético?.

Entonces... ¿no es eso un acto de cobradía imperdonable?
(espero que esta vez no agravies mis opiniones/preguntas mandándome de nuevo al archivo)

Euphoria dijo...

Miedo, cobardía, si...uno busca trascender, es dificil imaginar que PUM! se acaba todo, pero en parte es así.
Coincido con vos Jesús, si uno vive paralizado, pierde terreno en la vida.
¡y no te mandé al archivo con intenciones de ofenderte, che!