lunes, noviembre 10, 2008

Dueños y señores de la mañana dominguera



No son muchos los que levantan temprano un domingo a caminar las veredas. De hecho, yo lo he hecho sólo hoy, cuando a las siete de la mañana sonó el despertador y tuve que dar batalla al remoloneo dominguero habitual para ir a trabajar.

Salí a la calle y me crucé con un gato, mejor dicho una gata, porque era tricolor. Caminaba lento y con estilo. Su andar era despreocupado y su talante disipaba exitosamente su falta de belleza.

Luego de cinco cuadras, me crucé con otro felino, totalmente negro, sentado al pie de un paraíso floreado. Justo en frente, un gato atigrado tomaba sol con los ojos cerrados.
Las mañanas de los domingos son de los gatos, pensé, porque esto no se ve de lunes a viernes.

Avancé con esta idea en la cabeza hasta que se volvió más concreta, tan real y palpable como el trío gatuno que vi a continuación. Un siamés lideraba el grupito. Caminaba por el medio de la vereda, con actitud de dueño y señor, seguido de dos gatos negros como la noche, que se escabullían sigilosamente del jardín de un vecino para seguirlo en alguna oculta hazaña.

De golpe noté que yo era el único ser humano ahí pero me sentí muy a gusto y muy bien acompañada. Comencé a observar un poco más allá, y divisé gatos observándome desde los balcones antiguos, patios ajazminados y autos lujosos de motores durmientes.

Las rejas de las casas de San Isidro eran atravesadas con cierto descaro por estos gatos, que entraban y salían caprichosamente y sin vergüenza. Los pájaros le dieron sonido al cuadro, la primavera aportó lo suyo con su mezcla de colores y perfumes, pero ya no tengo dudas, las mañanas tempraneras de los domingos le pertenecen a esos seres misteriosos de movimientos precisos y miradas penetrantes. Y pensar que hasta que apareció el gato que hoy vive conmigo gracias a su envidada persistencia, nunca me habían simpatizado demasiado…

3 comentarios:

marcagni dijo...

Que hacias yendo a trabajar un domingo a las 7 de la maniana???

Ana dijo...

En verdad que sabes de gatos. Estaré atenta... si se me cruza alguno tricolor, canchera, dirés que es hembra.
Gracias por tu visita. Y vale tu caminata solo sea por el placer de caminar por bajo los árboles de San Isidro... Un abrazo

India dijo...

Jajaj, es cierto, los gatos salen a correr en las mañanas de los domingos y muuuuuchos gatos son los que se ven, podes ver tricolor, arlequin, gato viejo, gato jóven, muchos michis!
Solo que cazando alguno que otro desprevenido que sale a trotar los domingos mañaneros por cualquier parque de Buenos Aires...

Si, voy a la Davis, te hacía aquí.

Besos
Indu