martes, diciembre 23, 2008

Ah, la navidad...



Me encanta la navidad. Me embrujan las lucecitas titilando, los moños pomposos, los aromas dulces de agua de azahar y el brillo siempre vigente de los adornos tradicionales. Disfruto del hecho de pensar en los seres queridos para planificar la compra y la confección de cada uno de los regalos. Me gusta ver la navidad invernal de lejos y disfrutar de la nochebuena calurosa que tenemos en el hemisferio sur. No hay nada que realmente me desagrade de la navidad, salvo el hecho de que haya personas muy queridas que no siempre están sentadas a mi lado. En esos casos recurrimos al clásico brindis ruso que nos lleva a levantar nuestras copas ¨por los ausentes¨, por quienes están lejos y deberían estar cerca. Es una forma de recordarlos y al mismo tiempo, de incluirlos en la celebración.
Espero que todos disfruten de la navidad, de la cena, del calor de las velas, de las sonrisas de los más chicos y de la presencia de quienes los rodean en la mesa. Y no se olviden de brindar por los ausentes. ¡Feliz Navidad!

4 comentarios:

mika dijo...

Sobre la Navidad y las fiestas, creo que el tema de estar juntos es la verdadera alegría, de lo contrario se convierte todo en un ir y venir de compras y de comidas ufffff! y la verdad es que siempre los extraño, más aún para las fiestas, encima acá hace frío!!!! yo me quiero ganar la lotería para tener la liberad de viajar a verlos seguidito, bueno, eso espero que se cumpla de alguna manera. De todas formas yo también brindaré por los que están lejos, y por los que ya no están, al menos físicamente. Felices fiestas para todos! Vero.

MaxD dijo...

Lo de la Navidad con calor, te la regalo. En realidad el problema son los extremos, si tenés que brindar con 37º o con -23º ya es incómodo. A mí, las fiestas en Bariloche con más frescor que calor y sin cuetes me encanta.

Y sí, el ambiente de las fiestas es agradable, siempre lo relaciono con reuniones, comilonas y vacaciones.

Marcos dijo...

Me gustó lo del brindis ruso...
Mañana brindaré por mi gata Thelma...

dulce dijo...

La Navidad de alguna manera, nos devuelve rayitos de niñez y de esperanza. La Navidad es un regalo a pesar de lo q digan los señores amargados o los consumista. Un abrazo cariñoso. Espero hayas estado muy contenta.