viernes, abril 24, 2009

Sexto Sentido


Es sabido que los bebés nacen con los reflejos ya conocidos y los sentidos que todos tenemos, aunque en su caso, algunos de ellos estén más desarrollados que otros, sobre todo al momento de nacer. Pero hay uno en especial que solo lo tienen ellos en exclusividad. Se trata de un sentido que se activa cuando duermen. Es una especie de radar con un olfato específico capaz de captar el momento justo cuando la madre termina de acomodarse sigilosamente en la cama para taparse hasta las narices, respirar hondo y cerrar los ojos para dormir una o varias horitas.
Justo allí es donde el crío parece captar mágicamente la presencia materna que se dispone a descansar y comienza a emitir los soniditos ya conocidos que representan el preludio del llanto que impone una demanda imposible de eludir.
Es allí donde la madre no puede describir lo que siente. En mi caso, el grito me contagia y lo primero que tengo ganas de hacer es sumarme al buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que brota del moisés sin tregua, pero después de algunos segundos de mirar fijo el techo oscuro de la habitación, me surge la responsabilidad automática de alimentar al crío y calmar a esa pequeña termita soprano que me sorprende día a día con su poderosa voz y su inmensa ternura.

9 comentarios:

MaxD dijo...

También hay alguna misteriosa química que te ayuda a soportar ese ritmo.

Euphoria dijo...

Así es. Mi papá sostiene que en la sala de parto me inyectaron algo con el suero, que no puede ser que ande con tanta pila. Igual te digo que hay noches, mañanas y tardes que me caigo de sueño.

Doctora Yvonne dijo...

Para que tu bebé duerma más y mejor, te recomiendo que le hagas, antes de dormirla, masajes shantala, que no son más que los masajes que las mamás indias le hacen a sus bebés y que los deja sueltitos, tranquilos, además de que les mejora la circulación, les aumenta las defensas y un montón de cosas increíbles. Yo lo probé y mi hija es una niña impresionantemente feliz y saludable. En internet hay un montón de info sobre estos masajes. te los recomiendo de corazón.

Jimmy dijo...

Yo por eso admiro tanto a las mujeres, actos así, que pueden parecer tan pequeños y comunes, son grandes muestras de amor y desprendimiento.

MaxD dijo...

La única vez que intenté hacerle Shantala a Jx fue un llanto incontrolable y un pis de premio final. Juro que lo intenté con todo cariño, pero evidentemente no era un buen día... De todos modos, por suerte, es un niño saludable.

F. Fabian S. dijo...

Que suerte que los mios ya son grandes...!
Ya no lloran, no usan pañales, avisan cuando tienen hambre... y ¡revientan el telefono con una cuenta de $400.-!
Suerte

PETU! dijo...

Tienen ese sexto sentido, también nunca entendí como un bebé dormido se da cuenta que uno se sento y no esta parado y se despierta y tienes que volver a pararteeeee!!
Una cosa que luego de 3 meses de no poder dormir yo practique con mi hija es que duerma conmigo jajaja pero ojo tiene sus desventajas, dormis barbara pero luego te cuesta sacarlaaaaaa!!!, al que quiere celeste que le cuesteee jejeje.

Alicia dijo...

El sexto sentido lo tienen siempre, son hermosos, solo hay que disfrutar el momento, cuesta ni que hablar, despues todo pasa a ser un recuerdo y te reis a hasta las lagrimas.
besos

alicia

dulce dijo...

Hay una teoria q nos habla de q los reflejos y ciertas conductas natas, son aprendidas desde los albores d la humanidad. Por otra parte ésta la cuestión bioquímica. Esa pila, ese sueño lígerito de las madrugadas es consecuencias de procesos químicos y hormonales. Ese placer de ser madre y no importarte parate de la mesa a cambiar un pañal sucio, es consecuencia de todo ello.
Yo siempre tuve miedo de quedarme dormida, de ser irresponsable. Y me sorprendo de como "una fuerza superior" me mueve hacia mi hijo.
Yo a todo eso le llamo AMOR.