miércoles, agosto 11, 2010

El poder de la mente

Salí como cualquier otro día y logré hacer uno de mis mejores tiempos. Les juro que se trataba del mismo recorrido, las mismas piernas, la misma variedad musical, los mismos brazos y pulmones.
La cabeza también era la misma pero hubo pensamientos diferentes aquel día. Por alguna extraña y motivante razón me la pasé pensando en la carrera más tradicional que tiene mi pueblo. Siempre que la fui a ver (les aseguro que fui incontables veces y que va todo el pueblo a verla) sentí que algún día tenía que estar del otro lado. Ojalá algún día pueda correrla y no ser una mera espectadora, ese es mi pensamiento cada vez que me dejo llevar por las emociones que me provoca. Hay una adrenalina que recorre la punta del Cerro Chapelco, el oleaje más intenso del Lago Lácar, los senderos llenos de nieve y barro del Circuito Arrayanes y los bosques más tupidos del Cerro Bandurrias. Ese día es especial, ese día hay emoción y fiesta en San Martín de los Andes y todo se transmite en vivo por radio con los auspiciantes locales históricos que apoyan el trabajo de los periodistas y colaboradores que cuentan lo que no vemos desde los puestos de control que ocupan.
Siempre fui amante de los deportes y me alegra mucho saber que uno de mis hermanos ahora le dedique varias horas semanales a la actividad física.
Durante su última visita hablamos del tetra y se nos ocurrió correr el año que viene en postas. Fue sólo una idea, pero lo bueno de correr así es que por un lado somos realistas, ya que ninguno rema ni tiene kayak y por otro, sabemos que haciendolo juntos, tenemos muchas chances de terminar bien y no sufriendo. Ahora tenemos que entrenar, decidirnos por la disciplina que querramos hacer y completar el equipo. Ojalá podamos convencerlo a JJ. O tal vez a MaxD. ¿Quién sabe?
Lo increíble fue que con sólo pensar en la posibilidad de participar en el tetra, logré bajar mi marca. La mente tiene una energía y una fuerza capaces de llevarnos a cambiar cosas que veíamos estancadas.

7 comentarios:

Ana dijo...

Recuerdo a Haruki Murakami en una entrevista hablando sobre una maratón cuando presentó su libro De qué hablo cuando hablo de correr. Cómo superó en una oportunidad en una maratón su propio límite, y refería al estado de conciencia que se llega trotando, corriendo.
Cuando la mente te empuja más allá de las barreras físicas.
Decía que llevaba dos años levantándose a las cuatro de la mañana y escribiendo cinco horas seguidas, siete días a la semana y cuatro semanas al mes. Y agregaba que no se puede hacer de una manera espontánea y correr un maratón o correr una serie de kilómetros diariamente, tampoco.
Kira hermosa, pareciera que no hay otra (bien lo sabés)que disciplina, concentración y un extraño gozo, gozo al fin, para llegar a meta. Un desafio a vos misma.
Creo que Murakami superó sus propios límites con aquellos primeros libros que disfruté tanto. Luego llegaron otros, ya fruto de su entrenamiento. Entonces advierto que que ese paso más, ese sólo paso que supera los propios límites en se da en raras ocasiones por movilizaciones internas, cierta íntima adrenalina generada por procesos mentales que, como en tu caso, te hacen bajar tus tiempos.
Avisáme cuándo y estaré alli para alcanzarte el vasito de agua y gritarte: Vamos Kira! Aguante la rusa! Cualquiera sean tus tiempos
Un abrazo

Euphoria dijo...

Gracias ANA por tus palabras. Pensaré en ellas durante mi próxima corrida.
Ahondaré también en los textos de Murakami. Me has generado curiosidad.
Y no te preocupes, que si me decido y formamos equipo, seguramente se enterarán por esta vía y con tiempo suficiente.

F. Fabian S. dijo...

Yo redoblo la apuesta de Ana...voy con el gatorade (varios sabores). Y a mirar nomas...

Catalina Zentner dijo...

Muy interesante y para tomar en cuenta. A veces traiciono a mi mente sin darme cuenta, y ella me devuelve a la realidad...

Abrazos,

dondelohabredejado dijo...

Qué importante es tener un proyecto que nos estimule. Claro que el poder de la mente es ilimitado, y el de la emoción que entusiasma, también.
Sé que muchos deportistas realizan ejercicios de visualización creativa, entrenan mentalmente, y eso hace que logren superar su propio record.
te deseo toda la suerte, que disfrutes desde ahora y todo salga mejor de lo que esperan.
Me voy a buscar material de Haruki Murakami!!
Besitos.

F. Fabian S. dijo...

http://www.facebook.com/event.php?eid=110211705699570

fiesta ochentosa..

nadasepierde dijo...

El poder de la mente es lo mas absoluto que hay: la mente ordena algo, y el cuerpo entero busca la manera de que se cumpla, saber esto es poderosísimo.
Que bueno todo lo que hacés, te admiro!!!

un beso