miércoles, agosto 22, 2007

Aureola




Disfruto del hallazgo de lo perfecto en lo imperfecto y viceversa, como las arrugas que rodean los ojos que se afinan por las carcajadas espontáneas del alboroto de una risa.
Como lo artesanal frente a la producción en serie, como la inspiración que proviene del dolor,
como el sueño profundo que surge del agotamiento o como ese ingrediente efímero que brota en todos los momentos cruciales.
Como la reconciliación después de la discusión, como la lluvia intensa cuando no hay que salir de casa, como la música vibrante de una palabra impronunciable o como la aureola que parece arruinarlo todo para luego develar la belleza que yace en la conjunción inesperada.


6 comentarios:

Marina dijo...

Exquisito, bello y verdadero. Un texto perfecto.
Gracias Kira.
Me sumo a tu observación: he amado a personas perfectamente humanas gracias a sus imperfecciones. ¡Y cuán feliz logré ser!
Perfectamente imperfectas, como yo.

Un beso.

Euphoria dijo...

JA! FELIZ con las IMPERFECCIONES y todo, viste? viste que se puede?

Berlusconi y amigas dijo...

Nariz prominente y pera cachabacha entran en tu concepto de imperfección?

MaxD dijo...

dijo arrugas que rodean los ojos, no habló de narices ni peras, parece que no llegó a esa parte todavía...
Por mi parte "el poco cabello sobre una gran cabezota" no suena muy poético, así que me abstengo de aportar.

Euphoria dijo...

Entran en cel oncepto social e histórico de imperfección, porque en otras épocas eran símbolos de perfección absoluta. Desde mis propias épocas te digo que son perfectas, como los cachetes.

Euphoria dijo...

UUPS, justo subimos dos mensajes a la par, pero todo es perfecto, eso es lo "perfecto" desde esta visión "imperfecta"... Vale todo, siempre y cuando no haga mal a naides.