sábado, agosto 11, 2007

Maricona selectiva




Rotular hábitos suele ser divertido, sobre todo cuando no existen descripciones específicas en la lengua castellana que puedan encerrar determinados conceptos. Seinfeld es un ejemplo notable de ello. Tal es así que en Estados Unidos actualmente se utilizan los conceptos que han sido mencionados en la serie.

Anoche rescaté una noción que pronunció una amiga mía. Éramos tres y decidimos juntarnos a cenar. Una de mis amigas es bastante especial para las comidas, entonces comenzamos a nombrar conocidos y familiares con caprichos culinarios similares.
“Que come milanesa porque disfraza la carne pero después no puede comer un bife”, “Que no come milanesa de pollo pero si el pollo asado” “Que el tomate común es horrible pero el cherry es espectacular”
Entonces una de mis amigas dijo: “Ah pero entonces son todas unas mariconas selectivas
Confieso… soy una maricona selectiva para comer polenta….

4 comentarios:

MaxD dijo...

Te juro que te estoy leyendo con un tupper de pulenta en una mano y una cuchara en la otra.

Tengo un amigo que tiene una mariconeada clásica: odia todo tipo de quesos, salvo aquellos que quedan derretidos sobre la pizza.

Euphoria dijo...

Disfrutá la polenta, que para mi no es muy pulenta que digamos...

Marina dijo...

Creo recordar la razón de tu disgusto por la polenta.

Euphoria dijo...

Debés estar en lo cierto!