viernes, marzo 07, 2008

Un día muy especial...





El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer y lo primero que se me viene a la cabeza es hablar sobre los derechos de la mujer y sobre la desvalorización que sufren millones de mujeres sometidas en este y otros continentes. ¿Pero por qué hacer mención de una cosa tan natural como el derecho de las personas en una determinada fecha, cuando en realidad esto debería estar siempre presente?


El Día Internacional de la Mujer, celebrado cada año el 8 de marzo, es en teoría, un momento para que mujeres y hombres en el mundo celebren el papel de la mujer en todas las áreas del cometido humano que producen cambios positivos, armonía social y posibilidad de mejoramiento general de las condiciones de vida de nuestra generación y de generaciones futuras.

Pero lo cierto es que desde mi acotado mundo, en este día, no existen momentos profundos de reflexión acerca de las injusticias que viven las mujeres todos los días. Lo único que se hace es regalar alguna flor o un chocolate, a modo de atención (en el mejor de los casos), siempre acompañados de algún chiste machista que intenta, fallidamente, ser gracioso.

No está mal reflexionar y tomar medidas que mejoren la calidad de vida de muchas mujeres, o crear posibilidades de mejoramiento, pero opino abiertamente que eso debería ser un accionar vigente los 365 días del año.

Todos los derechos y las responsabilidades de todas las personas deberían tener cabida siempre, siendo el punto de partida para cualquier mandatario o representante de una comunidad.
Los derechos del niño, del adolescente, del hombre y de la mujer deberían celebrarse todos los días, y no ser recordados un determinado día del año, pero veamos porqué se decidió celebrar el Día Internacional de la Mujer un 8 de marzo.

ORÍGENES

Existen diversas versiones, pero la más conocida es la de un incendio ocurrido en una fábrica textil de Nueva York en 1857, donde habrían muerto quemadas las obreras que hacían una huelga. Según la historiadora canadiense Renée Côté, no existen pruebas documentales de que un incendio de esas características se produjera ese año, ni que ese hecho fuera el motivo para establecer una jornada internacional de las mujeres.

Las investigaciones de historiadoras feministas, señalan que lo que pasó en 1857 fue, en verdad, la realización de una marcha convocada en el mes de marzo por el sindicato de costureras de la compañía textil de Lower East Side, de Nueva York, que reclamaban una jornada laboral de sólo 10 horas.

Diez años después, en 1867, también en el mes de marzo, tuvo lugar una huelga de planchadoras de cuellos de la ciudad de Troy, en Nueva York, quienes formaron un sindicato y pidieron un aumento de salarios. Después de tres meses de paro, las huelguistas se vieron obligadas a regresar al trabajo sin haber logrado su demanda.

La historia del 8 de marzo está cruzada por situaciones y hechos que muestran un escenario más complejo y rico en acontecimientos marcados por la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa (donde hasta la fecha es feriado nacional por ser el día de la mujer trabajadora), la lucha por el sufragio femenino, las pugnas entre socialistas y sufragistas, y el creciente auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

Los orígenes del Día Internacional de la Mujer están ligados a los partidos socialistas de Estados Unidos y Europa, en particular al protagonismo de las mujeres del Partido Socialista Norteamericano que, desde 1908, instauraron unas jornadas de reflexión y acción denominadas Woman's Day. La primera tuvo lugar el 3 de mayo de 1908, en el teatro Garrick de Chicago, con el objetivo central de hacer campaña por el sufragio y contra la esclavitud sexual.
De esta manera, el Día Internacional de la Mujer surge para hacer propaganda a favor del sufragio femenino, para defender los derechos laborales de las trabajadoras y manifestarse contra la guerra.

Posteriormente, en el año 1975 las Naciones Unidas establecieron el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer respaldando la energía, legitimidad y convicción para afirmar el derecho a la ciudadanía plena y a la participación en igualdad de condiciones, en todos los ámbitos.

En este día se recuerdan los éxitos alcanzados por numerosas mujeres a lo largo de la historia, de la “liberación” de la mujer. Hay cada vez más mujeres en posiciones de liderazgo en el escenario nacional e internacional.

Además, hemos ido adquiriendo mayor conciencia y apreciación por las contribuciones de heroínas anónimas cuyos nombres tal vez nunca llegaremos a conocer, trabajadoras de salud, profesoras, líderes de la comunidad, madres, hijas, hermanas, políticas, quienes lenta y humildemente contribuyen sus granos de arena diarios a una causa más grande que ellas mismas, motivadas por la convicción de que lo que hacen será en beneficio de todos.
RECONOCIMIENTO

Por esto, se dice que en esta fecha surgen los conceptos de deuda, gratitud y reconocimiento hacia las mujeres. Y para los hombres que están leyendo esta nota, no me malinterpreten, no es que no nos guste recibir flores, tarjetitas o bombones, simplemente creemos que es más válido sentirnos reconocidas todo el año y no en una fecha precisa. Sobre todo porque muchas veces las mujeres se ocupan de muchos mundos y tareas a la vez, siendo la labor de ama de casa y madre la más dura y menos reconocida de todas.

Aprovecho para aclarar que no me considero una feminista, pero si hombres y mujeres decidimos hablar con real franqueza, seguramente concluyamos en lo mismo: existen muchas problemáticas alarmantes que atañen al género femenino de las que nos tenemos que ocupar de manera urgente.

Todas estas cuestiones requieren de un enfoque que atienda las cualidades propias de las mujeres, ya que existen claras particularidades que comprender para poder tomar medidas adecuadas y acordes a cada situación.

Sin embrago, quiero destacar que al momento de hacer referencia a los derechos del niño, del adolescente, de la mujer o del ciudadano, no se puede evitar la indagación acerca de los límites que se imponen cuando se intenta aclarar lo obvio, lo que es natural e inherente, lo que le pertenece a todos.

El justificar un derecho es como enjaularlo, con la tendencia de que siempre habrá que continuar aclarando y ampliando el derecho que todos tenemos. Del mismo modo entiendo que muchas máximas nacen de la falta de comprensión que se tiene frente a determinadas situaciones, por ello sólo se me ocurre apuntar a la importancia de la educación, tanto en la familia como en las instituciones, después de todo, las mujeres también criamos y educamos a nuestros hijos.

¡FELIZ DÍA PARA TODAS! ¡¡¡y feliz cumple para mí!!! (Ahora no tienen excusas para no dejar sus comentarios. Me conformo con un "feliz cumple, che")

8 comentarios:

Marcos dijo...

"Sin embrago, quiero destacar..."
"Sin embrago" ¿Quiere decir sin bragas?
Si es así. Suscribo el post conmemorativo.

Euphoria dijo...

JAJA! GLUP!

MaxD dijo...

Feliz cumpleaños y Feliz reseña!!. Muy buena. No sabía que había controversias acerca de asunto del incendio. Sobre el tema de los derechos de la mujer (y de los DDHH en su sentido más amplio), te sigo en la duda, para mí bastante arendtiana, de si tiene sentido reclamar derechos a ser algo que ya se es (humano y/o mujer, que puede no ser lo mesmo, je), pero vos lo explicás muy bien.
A mí particularmente me gusta más la versión de la mujer trabajadora/luchadora. La historia enseña que nadie te regala nada, y hubo algunos/as que tomaron el toro por las astas y "hasta" (valga la ludo-lingüística) dieron la vida por eso, sacrificio que nos benefició a los que vinimos después. Es una forma de no olvidar lo que cuesta conseguir las cosas importantes.

Euphoria dijo...

Quizás de eso se trate simplemente el festejo, brindo entonces por el esfuerzo pasado...

Marian dijo...

Feliz cumple!!!!!!!, te mandamos mensaje, y te llamamos pero nada a vos y a Juanjo!, recibiste algo???, nos pasas tu nuevo cel si tenes???
En abril estamos por Bs As! espero verte!!!, Cata enorme y muy linda!
Te queremos y extrañamos!

Euphoria dijo...

Gracias CATA!
Por e-mail te paso mi nuevo celu porteño...
Besotes a los 3! Disfruten de Bari!

Jesús dijo...

Cuanta información personal.
Feliz cumpleaños atrasado entonces.
No estoy para nada de acuerdo con que exista un "día internacional de la mujer".
Habría que analizar en profundidad muchas de las motivaciones que tienen las organizaciones de "mujeres" que promueven actos y conmemoraciones en esas fechas, para que no nos vendan espejitos de colores.

Euphoria dijo...

Este BLOG es muy personal...